Sergio Rico, otro año igual


Un swell se aventuraba antes de llegar y, una vez confirmado, el problema es mayor de lo que se pensaba. Todo indicaba que con la llegada de Gianluigi Donnarumma al PSG, Keylor Navas Pediría la salida mientras Sergio Rico seguiría luchando como suplente. Pero la realidad es muy diferente. Por ahora. Mauricio Pochettino quiere tener al costarricense y quiere darle protagonismo al joven coraje francés Lucas Lavallée, lo que deja sin plaza al meta sevillano, que firmó un contrato de cuatro años con el subcampeón de la Ligue 1 la pasada temporada.

Pero en el afán del nuevo rico que nadie se le escapa y con las facilidades que le está dando la UEFA para fichar, que se verá acentuada por su apoyo durante todo el lío de la Superliga, el PSG se enfrenta actualmente a hasta ocho porteadores en nómina.

A los cuatro indicados debemos sumar un Alphonse Areola, que vuelve tras su cesión, al igual que el polaco Marcin Bulka, que jugó en el Cartagena; y también están Denis Franchi y Garissone Innocent. Loco.

Con tres años más de contrato, Sergio Rico espera a ver cómo evoluciona el panorama. Si Keylor no se marcha, será su turno, al menos, de ser el tercer portero y no rascar el balón en toda la temporada. Y eso sería lo mejor. Otro verano de incertidumbre te espera.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba