Florentino, la Superliga, Lopetegui y otras cuentas pendientes



La maldita sincronicidad del doble 13, trece visitas oficiales perdidas en el Santiago Bernabéu y trece años desde la última victoria allíEn diciembre de 2008, debería ser motivo suficiente para que el Sevilla saliera con el cuchillo entre los dientes este domingo en Valdebebas. Sin embargo, por si falta algo de perejil en el puchero de todo lo que se juega en Liga y lo que siempre significa un enfrentamiento con el Real Madrid, hay un trasfondo visceral que mueve las entrañas del club Nervión en el que gobiernan desde sus diferentes solios. Y en todos los casos tienen en Florentino Pérez una figura para dibujar en la diana de motivaciones de venganza.

Hay demasiadas cuentas pendientes entre el Madrid de Florentino Pérez y el Sevilla de José Castro, Monchi y Julen Lopetegui. Aunque indirectamente, El trato que el técnico madridista le dio al técnico guipuzcoano fue el camino que encontró el director deportivo del Sevilla para elegir al mesías de la redención a su regreso a Nervión. Ahí sí, hubo un acierto en todo el corazón del objetivo. Pero recientemente estas motivaciones viscerales se han incrementado, con el terremoto en la Superliga, que permanece latente en la mente de Florentino, aunque la UEFA ya ha vuelto a poner a nueve de las doce ovejas perdidas en su redil. La rebelión frustrada de los ricos Tenía una voz de oposición muy autorizada en Sevilla. Y su postura clara ante ese monstruo es también un arma arrojadiza para utilizar en los combates deportivos, con tantas cuentas pendientes como el Sevilla tiene con el Real Madrid.



Si a nivel continental las posiciones claras frente a la Superliga de Bayern Múnich, Borussia Dortmund o PSG, cada uno con sus motivaciones, intereses y presiones internas, eso seguramente las tienen –Adidas como máximo patrocinador de la UEFA y el Bayern no es ajeno a esto– , eran referencias de primer orden, en el plano del fútbol nacional fue el puesto de Sevilla, el que se hizo esperar. Hasta las 20.45 h de ese lunes de tensión Tras la declaración de guerra de la Superliga, el club Nervión no se expresó, con un comunicado de que rotundamente rechazado que institución y lo que significaba. «Va en contra de nuestro ADN competitivo», continuó diciendo la nota pública sevillista.

Unas horas antes, Vozpopuli Saco un presunto trapo sucio de Florentino: Había impuesto el Atlético de Madrid al Sevilla, a pesar de que los grandes inversores norteamericanos y asiáticos que apoyaban con dinero al monstruo oligárquico, los socios capitalistas del asunto, prefirieron el club de Nervión debido al mayor potencial económico a largo plazo que vieron en él con respecto al club colchonero. Eso puede parecer una exageración o puede que no.

La verdad es El Sevilla pisó pies de plomo en esas horas trascendentales y pensaba mucho en qué decir y cómo, entre otras cosas porque sabía en las quinielas de los clubes que probablemente se uniría tarde o temprano, con o sin el visto bueno de Florentino, a ese club de ricos pijos. Pero el suyo no era rotundo, llamativo, poderoso. Y sonó como una bofetada en la cara del factótum uno de esos grandes capitales que quieren crear una confianza futbolística de élite, Florentino Pérez.

Lopetegui no es un invitado de piedra en este lío visceral. El técnico ya ha explicado muchas veces cómo se sintió traicionado en esos días previos al Mundial en el que Florentino No pude evitar la filtración de que fue elegido entrenador del Madrid tras la fuga de Zinedine Zidane. Pero, para colmo, tras convertirlo en enemigo público número uno de cualquiera que no fuera madridista, lo despachó en octubre.

En el Madrid post Cristiano Ronaldo, se comprobó que se rehacía un vestuario, con Modric lesionado, con Isco, uno de sus pilares para la reconstrucción, con una apendicitis inoportuna … Y los resultados inmediatos le dieron la espalda. Colonia supuesta su particular redención con el Sevilla. Pero las tres veces que se ha medido el Madrid, se arrodilló. En Nervión, en dos ejercicios de impotencia, y allí con la presión habitual del Bernabéu sobre el dubitativo Martínez Munuera. En Valdebebas, sin público y con mucho en juego, tiene la oportunidad de su venganza íntima …



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba