Unzué reúne a su generación del Sevilla en Triana



Monchi, Prieto, Diego, Martagón, Del Campo, Jiménez, Marcos, Rafa Paz, Andrade, Monchu … y Unzué. Un once con dos porteros. El ex portero y ex entrenador, que fue portero del Sevilla entre 1990 y 1997, reunió a buena parte de su generación en el Nervión de Triana. El grupo que acogió a Unzué, que aparece en silla de ruedas porque sufre de ELA (esclerosis lateral amiotrófica), una enfermedad degenerativa muy severa, fue fotografiada después de una cena en Triana, en la explanada bajo el Altozano, frente a la estatua de Juan Belmonte, al fondo la popular Encendedor, la pequeña ermita del Carmen.

Este grupo de veteranos aparece junto al Puente de Triana, con el director general de Sevilla abrigando a quien lo tuvo en la sombra, como suplente, en esos años en los que tanto aprendió, sobre todo, como Monchi ha reconocido más de una vez, en esa inolvidable temporada 1992-93, con Carlos Salvador Bilardo.



Unzué lucha contra esta fatal enfermedad degenerativa, por lo que ha tenido que abandonar su profesión de entrenador de fútbol. Precisamente ahora se cumple un año desde que anunció, el 18 de junio de 2020, que padece ELA.

El mundo del fútbol ha girado hacia Unzué y en Sevilla ya ha habido varios gestos entrañables, como aquella conversación entre porteros con Monchi y Lopetegui, por videoconferencia, en la que los tres porteros contaban hechos y cosas del mundo del fútbol.

Quizás ningún acto de estos haya sido tan entrañable, tan auténtico, como este reencuentro de viejas glorias que tantas cosas compartieron en aquellos primeros años de los 90. Pura nostalgia y con el propósito de envolver al compañero herido.





Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba