Un bautizo de altura



El grifo ya está abierto y no hay vuelta atrás. La consagración internacional de Jules Kooundé ya es una realidad tras su presentación oficial en sociedad.

El joven zaguero del Sevilla debutó el miércoles con la camiseta de la selección de Francia en un amistoso de cara a la Eurocopa ante Gales que los de Didier deschamps ganaron 3-0. El zaguero nacido en París pero originario de Benín no fue titular, pero fue el primer cambio y jugó 45 minutos como lateral derecho, cumpliendo su rol y siendo una pieza importante para el equipo que actualmente ostenta el título de campeón del mundo tras su triunfo en Rusia 2018 y que es, entre otras razones, el máximo favorito para ganar la Eurocopa.



Por tanto, el entrenador azul No ha tardado en alabar la forma de ser del joven titular indiscutible del Sevilla y estrella ya resonante en el mercado este verano. “Era importante darle tiempo de juego, sé que es central pero ya lo he visto actuar con el Sevilla FC por la derecha. Lo elegí por esa versatilidad. Ha sido sólido y sereno ”, Deschamps dijo en su aparición en la prensa después del partido: “Defensivamente no tiene preocupaciones. Tiene volumen, se siente cómodo con el balón y ha metido en algunos centros. Todo esto es bueno para los primeros 45 minutos con nosotros, pero eso no le quita espacio a Léo Dubois ”, agregó, citando al lateral del Olympique de Lyon.

El debut de Koundé lo hace el joven futbolista que llegó procedente del Girondins de Bordeaux aumente aún más su precio de mercado. El Sevilla, que ya rechazó hace un año una oferta de 55 millones de euros del Manchester City, espera que tras su participación en la Eurocopa, los grandes de Europa vayan definitivamente a por una de las defensas con más futuro del continente.

Su bautismo internacional ha sido como todo lo que hace Koundé, rotundo y firme. El sevillista ha demostrado que ha venido para quedarse y que no se conforma con ser un invitado de piedra, aunque está al lado de estrellas de gran clase y experiencia internacional: Kimpembe, Varane, Lenglet, Digne, Pavard, Zouma, Lucas Hernández o Dubois son defensores de alto nivel con los que intentará hacerse un hueco. Lo mejor que le puede pasar es que finalmente no vaya a los Juegos de Tokio con la sub-21. Será una prueba de que está establecido en el equipo de Deschamps.

Mientras tanto, en el Sevilla esperan un verano muy ajetreado pero con la tranquilidad de tener las cosas claras. Su cláusula de rescisión es de 80 millones de euros y se sospecha que sus pretendientes, todos ellos poderosos, rondarán cifras muy cercanas.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba