sus expectativas y la falta de ofertas irrechazables



Con casi un mes para que el verano comience astronómicamente, y más de un mes para que se abra la ventana de fichajes de verano, Jules Koundé se perfila como uno de los animadores del mercado y la fábrica de rumores que lo rodea. Grandes equipos de Europa se han interesado por el central del Sevilla, con especial epicentro en Manchester, donde acabó la efigie de Monchi en un guiño publicitario a las ofertas inglesas.

Dejando a un lado la publicidad y las bromas, Koundé ha abierto la boca para expresar tu intención de cambiar de escenario, con más o menos redondez. Pero de momento el Sevilla solo recibe intentos de intermediarios muy alejados de las aspiraciones del club de que se produzca un gran traspaso. El verano va a ser largo para Koundé.



El club Nervión se ha fortalecido desde el regreso de Monchi en su puesto negociador. Por ahora, el regreso del director técnico, con el cargo de director general deportivo, es decir, con el mando en su lugar, elevó considerablemente el listón de las cláusulas de rescisión.

Después de varias ventas tenían los 40 millones superiores, y también estuvieron bastante condicionados por diferentes circunstancias, de futbolistas como Ben Yedder, Nzonzi, Gameiro o Vitolo, el Caso Sarabia que salió por unos 20 millones, el club decidió que debía adaptar las cláusulas a la inflación del mercado. Pero luego llegó la inesperada aparición de Covid-19, justo después de que fichó futbolistas con largos contratos y cláusulas. por encima de 70 millones euros, leer Diego Carlos, Ocampos … Koundé.

Los dos primeros están negociando para renovar su contrato y parece que hay buenas sensaciones por parte de las partes cuando han acordado hablar. Pero Koundé tiene claro que el verano ha llegado a cambiar de destino después de que Sevilla rechazara el pasado otoño, cuando el mercado estuvo abierto hasta el 4 de octubre. una oferta de 55 millones de euros por el joven central francés.

Las palabras de Koundé en su primera rueda de prensa como internacional absoluto con Francia, desde Clairefontaine, no son muy claras pero casi … “Es cierto que este verano puede que tenga que cambiar de club”. El joven de 22 años es inteligente y supo matizar muy bien sus palabras: “No es algo sobre lo que se actúe. No he decidido nada. Pero, por supuesto, mi objetivo es algún día convertirme en un gran club”, añadió.

Pero la realidad es que Koundé quiere que ese día sea este verano. De hecho, no se ha planteado escuchar la oferta de renovación del Sevilla, que incluso quisiera plantear su cláusula de rescisión de 80 millones de euros en vista de que en su segunda temporada se ha confirmado como un gran valor presente y futuro. Ya no es solo un joven central que apunta alto, ya se ha confirmado en la élite, luchando en lo más alto de la Liga y también en la Champions.

De momento, en Sevilla entienden que los intentos que les han llegado a través de intermediarios distan mucho de sus perspectivas de una gran venta que justifique deshacerse de un valor en alza como Koundé. Es decir, por ahora los deseos del jugador y del club no convergen. Por mucho que matizó sus palabras en Francia, el joven central fue claro cuando elaboró ​​sobre el asunto: “Quiero intentar progresar y ganar trofeos también, que sigue siendo mi objetivo. Poder empezar la temporada cada año diciendo que el objetivo es ganar un trofeo En particular”.

Sucede que Koundé debe esperar. Por ahora, veamos cuál es su progresión en la Eurocopa, a la que puede llegar hasta la final, que se jugará el 11 de julio. Al estar absortos en el gran torneo que moverá el mercado, es difícil que haya algo. Y luego debe llegar una oferta que satisfaga al Sevilla. Hubo un verano cuando Daniel alves tenía un pie y medio en Chelsea. Y todo se vino abajo al final. A veces las cosas son cuando son y no cuando quieres que sean.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba