Roberto Martínez también se queja de Sevilla y los sevillanos le responden


La RFEF trasladó a la selección española de San Mamés a La Cartuja días antes de iniciar la Euro 2020 y el Sevilla está dando mucho de qué hablar durante el torneo. Primero fueron las declaraciones de Luis Enrique y de varios de sus jugadores refiriéndose al ya polémico estado del césped del estadio sevillano, y ahora le toca el turno al técnico belga Roberto Martinez.

Bélgica, una de las grandes favoritas al título, ha completado una impecable línea de grupo con tres de tres en triunfos y se enfrentará a un tercero aún por decidir en octavos de final … en La Cartuja. Algo que parece que a Roberto no le ha gustado nada, que no está muy convencido de que el entorno y el lugar son ideales para el fútbol de tu equipo. El técnico español no ha dudado en mostrar su queja incluso antes de jugar el partido: «Hará calor y el campo será lento»..

Balón gigante en las inmediaciones del Estadio La Cartuja (Foto: Kiko Hurtado).
Balón gigante en las inmediaciones del Estadio La Cartuja (Foto: Kiko Hurtado).

Unas declaraciones que no han sentado bien a los sevillanos, que comienzan a cansarse de que se les hable demasiado tanto de su ciudad como de ‘su’ estadio, y nunca palabras de elogio precisamente. En el las redes sociales se han tirado de ironía y broma Para responder y avivar el ‘sorprendido’ Roberto Martínez por el calor de la capital andaluza entrado el verano, que novedad.

«Ponte protector solar en la cabeza calva», «El otro equipo jugará en un prado verde en los Alpes suizos a 18 grados» o «Necesitas un golpe en el mango de una Mikasa» han sido algunos de los mensajes de los sevillanos que se han leído en Twitter en las últimas horas.

Lo que está claro es que Sevilla y el Estadio de La Cartuja siguen haciendo hablar a la gente en esta Euro 2020 … y lo que queda.

1 comentario

Enviar comentario





Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba