Por el peldaño ascendente



Se escabulló sin que nadie lo hubiera invitado virus dichoso. El descanso había llegado al equipo cargado de Lopetegui como el aceite a la espinaca, hablando con este símil precisamente en un día señalado en Sevilla como Domingo de Resurrección, pero el club nervionense tuvo que tragarse el sapo para anunciar el positivo en medio de Santa. Sábado de uno de sus jugadores. Se temía por esto ya que se conoció que el último entrenamiento de la semana cambiaba de horario y, al menos, uno de los titulares permanentes de este equipo no estaba involucrado, ya que había habido una diáspora de internacionales, se podía esperar cualquier cosa.

Y como estas cosas nunca se pueden elegir, ni el momento ni la identidad de los afectados, el Sevilla tendrá que recibir al líder con Squire aislado en casa Tras cantar la gallina en la prueba obligatoria semanal, una baja más que se suma a una escuadra sobrecargada de esfuerzos que, por ejemplo, encontró a Koundé con el odómetro casi vueltas pasadas a su regreso de jugar con la selección francesa sub-21. Eso de arriba, eso, que ni siquiera es el absoluto.



La ocasión en circunstancias normales es añadir un poco de picante al guiso, porque a los atractivos que siempre suscita un clásico de nuestra Liga Al tratarse de un Sevilla-Atlético de Madrid, la condición de líder de los colchoneros y la posición de los blancos en cuarta plaza enfatizan que el duelo en Nervión es claramente el partido de la jornada y en el que se colocarán muchas miradas, entre otras. Cosas porque Real Madrid y Barcelona están al acecho y hay muchos intereses en este país por hacer todo lo posible y también lo imposible si es necesario que la Liga pelee única y exclusivamente en estos dos tramos coloreados, el blanco por un lado y el Barça. en el otro.

Ni que decir tiene que el Sevilla a nivel nacional es de interés por lo que importa y que hoy habrá muchos más seguidores en una cita que debe servir a los hombres de Lopetegui para reafirmarse y apretar la cabeza de la mesa tanto como puedan, que nunca se sabe qué puede pasar en las diez jornadas que quedan para cerrar el campeonato. El respiro de la pausa es relativo, ya que ha habido Internacionales que han vuelto con mucho más peso de los cuales llevaban en sus piernas, pero no les queda más remedio que vivir con ellos. Sí, este célebre paréntesis ha sido beneficioso para jugadores como Fernando, Qué Jesús Navas, Qué Diego Carlos o como Lucas Ocampos, quienes estaban muy saturados y acostumbrados a tener que competir con tiempos de recuperación incompletos, particularmente el argentino y el ex campeón mundial, que venían saliendo de una lesión.

Con diez puntos de colchón con el quinto clasificado (nueve ya tras la victoria ayer del Villarreal, la mejor forma de no confiar en uno mismo es mirar al escalón más alto y el próximo objetivo de los hombres de Lopetegui debe ser dar caza al tercero, ahora cinco puntos, y así sucesivamente.

Las estadísticas dicen que cualquier tropa al mando de la Cholo Simeone Tiene muchas posibilidades de salir victorioso en el enfrentamiento con los Nervionenses, pero Lopetegui siempre defendió con gran razón que nada en el pasado afecta lo que sucederá en un partido determinado. La bola rodará y será once contra once. Y ahí, eso sí, habrá que hacer todo lo posible para que lo planteado durante la semana se revele de la mejor manera posible.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba