Muere Jorge dos Santos, central paraguayo de los años 70



Sevilla, Cádiz y La Balona comparten el luto por la muerte del exfutbolista Jorge dos Santos, que jugó cuatro temporadas en Primera División, en Nervión entre 1975 y 1977 y en Carranza en las temporadas 81-82 y 83-84. También jugó en La Línea y Castellón, tras una etapa en su país de origen, Paraguay, desde donde fichó por Ramón Sánchez-Pizjuán en el verano de 1975, tras ascender a Primera División.

Jorge Domingo Álvarez dos Santos (Asunción, 08-04-1954; Sevilla, 07-04-2021) ha fallecido un mes antes de cumplir 67 años en la capital sevillana, donde residía y donde tendrá su entierro este lunes (Mortuorio de la SE-30). Allí es vigilado por sus familiares, entre los que se encuentra su hija, que también está casada con el exjugador del Sevilla, Orife.



Central de un momento difícil, el del asentamiento en Primera tras tres años en Segunda, jugó en el Sevilla 29 partidos, 23 en liga, en las estaciones 1975-76 y 1976-77. Formó parte de ese equipo capitaneado por Superpaco, Juanito, Gallego, Rivas Blanco, Lora, Rubio, Jaén … Ese Sevilla en el que empezaron a despuntar canteranos como Sanjosé, Álvarez, Rivas o Yiyi y al que también se sumarían Montero y Scotta.

Dejó una profunda huella en el fútbol andaluz. Tras dejar Nervión y jugar varios años en Segunda División con el Castellón, volvió a Andalucía para quedarse. Se convirtió en una central muy recordada en Cádiz y en la Línea. Precisamente Roque Olsen, que lo tuvo en el Sevilla en el 75-76, la temporada anterior estuvo con Luis Cid Carriega.

En Cádiz, por ejemplo, sigue siendo el segundo extranjero que más veces ha llevado su camiseta, solo por detrás Magical González. En ese Cádiz, recientemente relegado a Segunda pero con ganas de volver a la máxima categoría, un Roque Olsen que ya conocía su potencial.

En la campaña 80-81 se convirtió en uno de los héroes de una de las subidas más recordadas del Cádiz, que consumió contra viento y marea en Elche, que él mismo definió en una entrevista como el mejor recuerdo de su carrera futbolística.

En el verano de 1984, a finales de la treintena, el catalán se hizo cargo del barco. Benito Joanet, quien, una vez más en Primera División, informó al defensa paraguayo que no formaba parte de sus planes y como ya no quería salir de una Andalucía que se había convertido en su casa, aceptó una oferta del entonces presidente de la Real Balompédica. , Manuel Monteagud, para jugar dos años en el equipo de La Línea, en la extinta Segunda División B.

Su cuerpo está velado en la Funeraria de la SE-30 de Sevilla. Descansa en paz.





Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba