liderazgo, exigencia, autocomplacencia y excelencia



Monchi dio otra presentación, después del viernes, sobre su labor como líder en el VII Evento Impúlsame. Desde el Teatro de la Villa del Saber, en Mairena del Alcor, fue entrevistado el sábado por el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, en la época de Mairenero, Ricardo Sánchez. Allí el director general deportivo del Sevilla amplió la gestión de su grupo.

Monchi habló de la exigencia en la que se ha asentado un club como el Sevilla y el departamento de fútbol que dirige. «El nivel de exigencia es grande. Lo creo y lo digo muchas veces, posiblemente la persona más exigente conmigo misma sea yo. Pero hay que Mide bien ese nivel de demanda, porque si te supera, el siguiente paso es la frustración. Hay que poder medir los tiempos, las capacidades, las posibilidades y los objetivos ”.



El director general deportivo recurrió a ejemplos cercanos: «Después de la final de la Europa League leí en Twitter a una persona a la que sigo que decía que antes del partido los dos equipos tenían el mismo gol antes del partido, pero tener un gol no significa que te dé la resultado, lo que te da es luchar por ese objetivo. ese es el requisito, tener claro tu objetivo y poner los medios necesarios para conseguirlo«.



También explicó cómo el Sevilla mantiene esa exigencia: «En el club donde trabajo hemos sido muy exigentes, a pesar de que el entorno por momentos nos llevó a complacencia, todo lo contrario a la demanda. Y siempre hemos intentado buscar la excelencia dentro de nuestros límites. Y eso nos ha llevado a lograr logros inimaginables hace 20 años. El nivel de demanda es importante, pero también los medios y los recursos son igualmente importantes. «

Incrementar la inversión con los campeones: «Para dar esos últimos pasos necesitamos consolidar nuestras posiciones en la Liga de Campeones, que son las que te generan ingresos. El fichaje más caro de la historia del Sevilla Ha costado 23 millones de euros (Muriel, aunque Koundé puede superarlo con bonificaciones por rendimiento). Vas a Inglaterra y cualquier equipo de la Premier League, cualquiera ha comprado uno por más de 23. En Italia entre los 10, ídem. En Francia lo mismo. Tenemos que dar ese pequeño paso que nos permite traer jugadores de un nivel superior para tener una plantilla más equilibrada en excelencia. «

Otro tema importante, el liderazgo: “Digo una frase que no es mía, el líder no tiene que crear seguidores, sino que tiene que crear más líderes. Y es lo que trato de aplicar en mi equipo de trabajo, que es muy complejo. Están los profesionales, los futbolistas, el cuerpo técnico, que con sus inquietudes y peculiaridades es un grupo muy difícil de manejar; pero luego tengo otro grupo de personas que dependen de ti, la dirección deportiva, el departamento de I + D + i, el departamento de optimización, que no son los futbolistas . Y trato de transmitirles que cualquier decisión que tomen será fundamental para el futuro de la sociedad ”.

¿Un buen jefe, un buen líder? “A veces tengo dudas de si soy un buen jefe. Soy un jefe, un líder muy cercano, pero porque fundamentalmente quiero que ellos también se consideren líderes, personas capaces de tomar decisiones. Yo les digo, imagínense que lo hago. no venís un mes a trabajar, y tenéis que planificar una semana laboral, una pretemporada, una jornada o una jornada de ojeadores … Háganlo ustedes mismos. Es bueno que cuando manejan un grupo les hagas sentir que los aciertos son de ellos y cuando las cosas no salen Bueno, tú eres el culpable. De esa manera logras que sigan avanzando y sigan tomando decisiones «.

Transmitir y delegar responsabilidades: «En un mundo tan complejo como el fútbol, ​​con la trama de los ojeadores, los ojeadores, los que vigilan a los futbolistas, si no le transmites al ojeador que cualquier decisión que tome será importante a la hora de comprar o vender a un jugador se puede relajar . Para ello es importante transmitirle que cualquier información que me vayan a dar será clave y fundamental para poder tomar una decisión ”.

El poder de la autoestima: «Es clave. Si un jugador sale bien, la responsabilidad es mi ojeador; si sale regular somos los dos y si sale mal yo lo he hecho. Y eso también va con la trama del futbolista, en intentar potenciar». Los aciertos y no esconder errores, porque es bueno equivocarse, sino marcar el camino para corregir. Doy un ejemplo que no está con el viento a favor ”.

El ejemplo de En-Nesyri: «Mientras jugábamos la final de la Supercopa de Europa, en el último minuto En-Nesyri tuvo la oportunidad de marcar, Neuer lo paró y en la prórroga perdimos la final. Recuerdo cómo solía hablar con Youssef en el campo y dijo, hoy te has fallado un gol, pero en tu carrera nos darás muchos goles que serán importantes. Hoy 5 de junio, En-Nesyri ha marcado 24 goles, es el jugador español que sus goles han significado más puntos y es la forma que yo entiendo para potenciar la autoestima: el error puede aparecer, pero hay que marcar el camino para que el profesional, el empleado, el subordinado, crezca en el error. En fin, las cosas buenas que haces, las cosas malas que hago «.

Aquí está el enlace a la presentación completa en el VII Evento Impúlsame.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba