La sangre sevillana y sevillista de Gerard Moreno, el intento de Monchi y el órdago de Serra


Gerard Moreno Balagueró (07/04/1992, Santa Perpètua de Mogoda, Barcelona) es el moda vanguardista. Segundo máximo goleador de LaLiga con 23 dianas, solo por detrás de Messi, y sin rival para ganar en el Trofeo Zarra por segundo año consecutivo. Para estrenar Campeón de la UEFA Europa League, primer título de la historia del Villarreal CF, al que ha contribuido de forma decisiva con siete goles más, el último de ellos en la gran final. Jugará la próxima edición del Campeones ya es inolvidable 20/21 todavía tiene la guinda: ha sido convocado por Luis Enrique para el Eurocopa de este verano y con esos 30 objetivos como aval para ser el ‘9’ titular de la selección española.

Todo el mundo conoce estos datos, pero pocos son los que saben que corre por las venas del mejor delantero nacional Sangre sevillana y sevillista. El objetivo está en los genes. La familia de su padre, Francisco Moreno ‘Chescu’ Es natural de la localidad sevillana de Puebla de Cazalla, de donde emigró muy joven con su familia a Cataluña, donde empezó a jugar al fútbol y demostrar una olor insaciable en la zona en los campos de la Tercera Catalana. De su familia aprendió a amar el fútbol, con dos equipos muy importantes en su infancia: RCD Espanyol y Sevilla FC.

Siempre he sido del Espanyol, desde que entré en la cantera cuando tenía nueve años, pero toda mi familia es de Sevilla“, reveló el actual futbolista del Villarreal en una entrevista con el popular programa de televisión. La resistencia, de # 0 de Movistar +, dónde David broncano Propuso una celebración ‘provacuna’ contra el covid que Gerard no solo aceptó de buen grado, sino que llevó a cabo cuando superó a Emery en la final de la Europa League ante el Manchester United. Todo ello, antes de la emocionante y espectacular tanda de penaltis que dio el título al equipo amarillo tras 21 penaltis seguidos sin fallar.

Los dos intentos del Sevilla

Hasta el día de hoy, en este nivel estratosférico en el que se encuentra Gerard Moreno, parece que inalcanzable para equipos como el Betis o el Sevilla FC, con cuyo fichaje su familia hubiera estado muy feliz. El delantero del ‘Submarino’ ha contrato hasta 2023 y el presidente, Fernando Roig, ya ha dejado muy claro que la única forma de que él abandone la disciplina de la entidad castellonense es que llegue un club y se deposite en un 100 millones de euros en su totalidad que se lee en su cláusula de rescisión.

A saber, casi el triple de lo que costaba hace tres veranos, Cuándo Monchi tiró el bastón varias veces para llevarlo a Nervión y Serra Ferrer, El primer gran mentor de Gerard en el fútbol profesional, Intenté convencer a Haro y Catalán de que hicieran algo ‘loco’ para vestirlo con las trece barras. El Sevilla lo intentó dos veces. El primero de ellos, en el mercado de invierno el 15/16 con.

El Espanyol le acababa de ganar 50% de tu pase por 1,3 millones de euros y negoció con el Villarreal para hacerse con la otra mitad. En ese contrato, hubo un cláusula que Monchi intentó explotar y por qué, si un tercer club ponía 7 kilos, los loros se veían obligados a vender u obtener al menos el 30% más del pase por solo un millón más. Sin embargo, después de varias pruebas y errores, la negociación no llegó a ningún punto. Tampoco hubo avances concretos en el verano 2018, ya con el de San Fernando en la Roma y tras el mejor curso como blanquiazul del carnero. Sevilla y Betis, entre muchos otros clubes de LaLiga, entraron en un subasta en el cual El Villarreal supo ejercer su derecho preferencial y arrojó la casa por la ventana para volver a comprarla 20 millones los derechos de Gerard Moreno.

Serra quiso pagar 40 millones por el

Lorenzo Serra Ferrer fue uno de los primeros en apostar por Gerard Moreno. Estaba en 2013, cuando lo reclutó para un RCD Mallorca que entonces presidió y que jugó en Segunda División. “El primer día que lo vi, ya no recuerdo cuándo fue, Recuerdo el sentimiento de admiración Eso me dejó por la cantidad de cosas que fui capaz de hacer bien. Yo era muy joven y a veces su cabeza iba más rápido de lo que su talento le permitía, pero siempre mostró comprensión del juego, solidaridad con el equipo, gestión de los recursos … Cuando estuvo en el filial del Villarreal lo fichamos por el Mallorca. Aunque se lesionó al final marcó goles (12). Demostró tener un humildad y ganas de aprender que le han llevado a lo que es ahora, sin duda el mejor delantero de España ”, explicó el ex entrenador y vicepresidente deportivo del Betis en un reciente reportaje publicado por el diario. Marca.

En estas declaraciones, Serra también reconoció que quería hacer algo ‘loco’ para encontrarse con Gerard en Heliópolis: “Traté de llevarlo al Betis cuando el Villarreal jugó con él (Pagó 20 millones de los 40 de la cláusula porque el 50% les pertenecía). Y Me sentí mal por no poder hacerloComo era el delantero que quería, lo vi listo para grandes desafíos. Hubiera arriesgado y pagado esos 40 millones, pero no se pudo hacer. Creo que se merece la oportunidad de ir a uno grande. Y no lo digo ahora porque está en ese estado, siempre me gustó y confío en él. Espero que el tiempo le dé esa recompensa de ir a un equipo ‘top’, porque tiene el nivel para ello ”.

“Me recuerda mucho a Raúl. Esa ilusión, esa lectura del juego, esa inteligencia e incluso la instinto, pero también cómo defiende, cómo trabaja, más que los centrales que le marcan. Creo que es un digno heredero de Raúl. Porque además de inteligente siempre quiere aprender y crecer. Su cabeza está muy bien amueblada. Muy completo ”, ha añadido el de Sa Pobla sobre el que, sin duda alguna, está el delantero de moda en España y en más de la mitad de Europa. Y por sus venas corre sangre sevillana. Desde Puebla de Cazalla.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba