El máximo accionista del Millonarios colombiano, sorprendido en el museo del Sevilla



El museo de Sevilla alberga tesoros tangibles de primera magnitud, entre los que se encuentran, lógicamente, los diez títulos que ha conseguido el equipo en el siglo XXI, su mayor época de esplendor. Pero también alberga pertenencias, documentos, objetos de valor sentimental muy importante, como consecuencia de la vasta historia del club y sus interacciones con otros clubes de todo el mundo. Por ejemplo, una pancarta del Millonarios de Bogotá de 1952, cuando Alfredo di Stéfano estaba activo allí, antes de ser fichado por el Real Madrid.

Gustavo Serpa, el mayor accionista del Millonarios FC, visitó este martes el Ramón Sánchez-Pizjuán para empaparse del exitoso modelo de gestión del club Nervión. El líder de Millonarios, que en los años 50 era considerado el mejor equipo del mundo, se sorprendió con ese detalle de cómo el Sevilla guarda el banderín de aquella visita del equipo en su gira por España como un tesoro más.



El 15 veces campeón de la Primera A de Colombia y uno de los clubes más exitosos de su país jugó en el antiguo estadio de Nervión ante el Sevilla en un amistoso de esa gira. Y dejó su banderín, que luego sirvió a Santiago del Campo de modelo para el hermoso mosaico que aparece en la fachada principal del Ramón Sánchez-Pizjuán, inaugurado tras ese partido que se resolvió con goles de Di Stéfano y Juan Arza.

Todo esto se lo explicaron a Gustavo Serpa José Castro, Monchi, José María del Nido Carrasco y los responsables del área de Historia de Sevilla, quienes se sorprendieron con el museo del club y el detalle que guardaba, entre trofeos de plata de primer nivel, esa reliquia. desde 1952.

Posteriormente, luego de tomarse una foto con la bandera, extraída expresamente de la urna que la guarda, los dirigentes almorzaron juntos en la antesala del estadio.

Serpa preguntó por los jugadores colombianos que han jugado en el Sevilla: Bacca, Muriel, Mosquera … Y se alegró de ese recuerdo tan bien protegido por el Sevilla.

El mayor accionista, como se puede ver en el vídeo, hace fotos de la bandera y pide poder retirarla, además de recordar que estuvo presente en el Ramón Sánchez-Pizjuán en el partido del Centenario del club, en octubre de 2005.

El precioso banderín, por cierto, está esperando ser restaurado, porque el mástil está roto o staker de madera de la que cuelga. Así lo prometió José Castro a Gustavo Serpa, como se puede apreciar en el video publicado por el club.





Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba