El complicado gran blindaje de Bryan Gil



El Sevilla tiene una asignatura pendiente, casi prioritaria, con Bryan gil. Abortó en su momento la posibilidad que estaba latente desde hace unos días de que acudiera a la Eurocopa ya que estaba integrado en esa burbuja paralela que hacía el seleccionador nacional, Luis Enrique Martínez, por si los casos del Covid-19 afectaban a España tras la positivo aislado de Busquets y la amenaza con Diego Llorente, el extremo de Barbate dejó de hacer ruido en el mercado y descansa en sus merecidas vacaciones.

Pero en Sevilla no hay descanso y ante el parón que está experimentando el capítulo de movimientos en el mercado, las tareas se centran en las reformas. Monchi ya ha avanzado en el Diego Carlos y Ocampos Y Cerró el de Jesús Navas y uno de los que está pendiente no es un poco espinoso, el de Bryan Gil para su momento claramente al alza.



El Sevilla ha querido desde el pasado invierno blindar uno de los productos de la cantera con más proyección en los últimos años con una cláusula acorde con su juventud y descaro, pero su aparición dificulta la negociación. Con dos tornos con la selección absoluta ya en su corto palmarés, el gaditano no tiene prisa, ya que tiene la ventaja. Aunque el contrato de Bryan Gil ha una cláusula de penalización de 50 millones de euros En caso de que el jugador quisiera rescindir unilateralmente para marcharse, el hecho de que la finalización se fije en 2023 no deja del todo tranquilos a los directivos del Sevilla, que querían empatar al jugador con una cantidad desorbitada. Se habló de 150 millones de euros, una cifra que los agentes del jugador no contemplan en absoluto.

La notoriedad que ha adquirido Bryan Gil en sus actuaciones en el Eibar, club en el que jugó cedido esta temporada, ha subido su precio en el mercado, cuyo apoyo definitivo han sido sus buenas sensaciones en la selección absoluta en su debut ante Grecia con las mayores, nada del equipo B que jugó contra Lituania por el resultado positivo de Busquets. Es más, el Barbateño era el único jugador de la sub 21 que ya había hecho su presentación con la absoluta.

Otro escaparate para que Bryan Gil brille, y a lo grande, será potencialmente el Juegos Olímpicos de Tokio, que comenzará el 22 de julio. Tanto él como Alejandro Pozo, contractualmente en una situación similar aunque sin mucha proyección en el mercado, tienen opciones de estar en la lista de 18 hombres que debe ofrecer su entrenador en la Sub-21, Luis de la Fuente. . El Sevilla quiere que acuda a esa cita con algo ya adelantado.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba