“El ascenso supuso una liberación”



Ex futbolista y entrenador Pablo Alfaro, uno de los capitanes de la plantilla del Sevilla que logró el último ascenso del equipo a Primera División, del que cumplía veinte años el jueves (3 de junio de 2001), comentó este miércoles que “supuso una liberación volver a Sevilla al lugar que históricamente le correspondía ”.

El exdefensor zaragozano recordó, en declaraciones, que “Fue una Segunda muy dura” y que “el planteamiento inicial” del Sevilla “estuvo lejos de dominar la categoría”, desde la llegada de Ramón Rodríguez, Monchi Ser director deportivo fue “una apuesta importante, con nueva plantilla y casi todo a coste cero”.



“Nos impregnó la hoja de ruta de querer estar por encima de lo que puso Roberto Alés y Joaquín Caparrós. Seguimos una línea de trabajo desde el principio que nos permitió lograr la promoción. Sabíamos que si no estábamos unidos nos iba a costar salir de una categoría en la que estaban Betis, Tenerife de Benítez y Atlético de Madrid, que no lograban subir ”, recordó Alfaro.

También recordó que “el Sevilla entendió todo lo que se trabajaba en el terreno de juego”, mientras que la plantilla, “consciente de la situación del club, aprendió a sentirse en el Sevilla”, por lo que “esa comunión entre unos y otros fue clave código”.

Para el jugador aragonés, fue la temporada en la que volvió “a ver la luz del fútbol y la vitalidad. Tenía 30 años, acababa de vivir la desaparición de Mérida”, donde sufría “muchos problemas, eran Dos años complicados en Segunda ”, por lo que“ ese ascenso fue como volver a salir a flote ”, recalcó.

Alfaro dijo sobre su fichaje por el Sevilla que “le llegó la llamada cuando estaba en Salónica (Grecia) para fichar por el Iraklis” y que “tenía poco para fichar allí” pero que “por suerte, al final” se decantó “por la oferta que venía de Nervión “.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba