Balaídos, sin exceso de confianza



El Sevilla cerrará la trigésima jornada sabiendo cómo han sido sus rivales directos y tras una larga semana en la que han podido disfrutar y digerir su triunfo sobre el Atlético de Madrid primero y descansar y afrontar el nuevo reto liguero con renovado vigor. Jugar el lunes tiene una doble ventaja para los de Julen Lopetegui, que ya han demostrado que necesitaban un receso con su puesta en escena ante el líder y que aún pueden agradecer los ocho días que han transcurrido entre un partido y otro. Durante este período, el grupo también ha tenido tiempo para meditar sobre su objetivo, repetir en la Champions League, y de esos piropos que siguen llegando y que no deben confundir a los profesionales. Más bien, no quieren dejarse llevar por la confianza.

El partido de Balaídos se presenta como una prueba de confianza, pero para tener buena confianza, no para mal. En cuanto el Sevilla caiga sobre el suave colchón de 12 puntos que tiene sobre el quinto clasificado, tras el empate de la Real Sociedad ante el Athletic durante la semana, el Celta encontrará fácilmente la forma de hacerles daño. Y el equipo gallego ya tiene experiencia en llegar a esta cita mucho peor clasificados, incluso mucho más necesitados, y salir más que agraciados.



Desde hace tres años, el Sevilla da un espectáculo triste en Balaídos. Curiosamente, este trienio negro en Vigo ha coincidido con la fiesta que ya ha cruzado el ecuador. Quizás el peor recuerdo de las últimas visitas fue el 7 de abril de 2018, cuando el equipo de Vincenzo Montella fue batido por 4-0, con gol en propia meta y hat-trick de Iago Aspas. Hace dos años, en febrero de 2019, el Sevilla de Pablo Machín dio una de sus imágenes más cobardes ante un Celta muy débil, al que le bastó un córner para ganar por la mínima … con la mínima, aunque es cierto que el partido podría ponerse patas arriba con un poste de Ben Yedder todavía 0-0. Y el año pasado, también en febrero, que trienio negro con la remontada que sufrió el equipo de Lopetegui cuando parecía que había empatado el juego.

De nuevo apareció Iago Aspas para aprovechar la indolencia del Sevilla en la segunda parte y empatar el gol que había marcado En-Nesyri en la primera parte. Pione Sisto concretó el regreso al final. Entre los minutos 78 y 90, el Sevilla lanzó el partido. Y eso es precisamente lo que quieres evitar un grupo que vuelve a escuchar cumplidos y sugerencias sobre su posición en el título. Sin ir más lejos Vicente del Bosque recordó que 8 puntos no son tantos y que ahí está el Sevilla, cuarto, tortuoso, en silencio …

Los profesionales del Sevilla, a través de sus mensajes, apuestan en cambio a no dejarse llevar por ese exceso de mala confianza. Más bien, creen que el descanso fue muy bueno para ellos y que ahora, con energía y con ideas frescas, tienen que aprovechar la confianza que les dio la superioridad mostrada ante el Atlético para seguir presionando para poder remontar. ese colchón de 12 puntos e intentar escalar alguna posición más.

“No podemos mirar los puntos”, sugirió Munir en una entrevista con los medios del club. Y ese es el mensaje que hoy repetirá Julen Lopetegui durante su comparecencia, que será dos días antes del partido.

Con Eduardo Coudet, el Celta tiene la ventaja de que no está bajo ningún tipo de presión. Lejos de los puestos de abajo, no está tan cerca de los puestos europeos como para recibir un impulso especial: octavo, a 9 puntos de Real Sociedad, Betis y Villarreal. Pero eso puede hacer que sea más peligroso si el Sevilla se deja seducir por la languidez a la que invita su colchón de puntos.

Coudet, con el once definido y pocas tropas

Eduardo Coudet tiene varias bajas y apenas contadas, tres días antes del partido ante el Sevilla, con 16 jugadores. En el eje de la zaga es muy difícil que Néstor Araújo llegue y Murillo está fuera por suspensión. El once, salvo la pareja de centrales, será el habitual: Iván Villar; Hugo Mallo, Aidoo, Fontán, Aarón Martín; Brais Méndez, Renato Tapia, Denis Suárez, Nolito; Iago Aspas y Santi Mina.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba