Acuña y Diego Carlos, bajas por sanción el domingo ante el Alavés



Julen Lopetegui deberá realizar rotaciones por obligación independientemente de las que haga para repartir méritos entre los menos titulares. Para él Partido del domingo a las 21:00 -LaLiga ha vuelto a cambiar los horarios, ubicándose el sábado los vinculados al Villarreal y el desenlace del título y descenso- no podrá jugar por sanción Acuña o Diego Carlos.

Ambos deberán cumplir un partido de suspensión, aunque por dos motivos distintos. El lateral vio el quinto amarillo y está cumpliendo un castigo disciplinario por acumular reprimendas. Y el central vio dos amarillos, por lo que su castigo es causado por su expulsión.



El caso de Diego Carlos es curioso, porque con la primera amarilla habría cumplido un partido de penalti, ya que era el décimo de toda la Liga, es decir, el segundo ciclo de cinco. En total ha visto 11, aunque es su primera expulsión.

El central del Sevilla tiene suerte de haber visto esa doble amarilla en la penúltima jornada. Si lo hubiera visto anteriormente, habría cumplido un partido de penalti por doble amonestación y se habría quedado como antes del partido, consciente de una penalización que habría tenido que cumplir en cuanto vio otra amarilla. Pero las sanciones disciplinarias por acumular amonestaciones no se transfieren de una temporada a otra.

En el verano de 2019, la Real Federación Española de Fútbol cambió los artículos de la Regla 112 del Código Disciplinario, derogando la regla anterior por la cual las sanciones por acumulación se trasladaban a la temporada siguiente.

Se agregó un punto 4 el cual reza así: “La regla contenida en el primer apartado (la sanción de un partido por acumulación) no será de aplicación en aquellos casos en los que la advertencia con la que el jugador cumpliría con el ciclo al que se refiere esta regla, tenga lugar en el último partido que juega el club en la competición en cuestión ”.

Así, Diego Carlos estará limpio de amonestaciones cuando comience la próxima temporada, si sigue perteneciendo al Sevilla y jugando en la Liga española. En su primer año fue reservado 12 veces en 45 juegos, siete en la Liga, cumpliendo un partido de suspensión. Y en la segunda campaña ha visto lo mismo 12 amonestaciones, 11 en Liga, en el que ha sufrido su primera expulsión en el Sevilla, por lo que cumplirá su segundo partido de sanción.

Es un caso diferente al que sufrió Banega al final de la temporada 2018-19, cuando fue expulsado en Montilivi por atacar a un rival con los pies en el pecho, poco después de ver una amarilla que era la quinta y ya llevaba un penalti. Cayó cuatro juegos de suspensión.

El argentino se perdió los últimos tres partidos de esa temporada, uno por acumulación y dos de los tres por su acción violenta. El cuarto, el tercero para la roja, ya lo cumplió a principios de la temporada siguiente (se perdió el Espanyol-Sevilla), ya con Julen Lopetegui.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba