“Quizá debería haber disfrutado más de las victorias”



Llegó Monchi el domingo pasado a las 500 victorias como responsable del área deportiva del Sevilla y el ex portero ha repasado toda su trayectoria en el cargo desde aquel verano de 2000 cuando Roberto Ales Le encomendó una tarea que no solo hizo a la perfección, sino que se puede decir que la ha bordado. Con diez títulos y 20 finales disputadas, sin duda se ha convertido en el artífice del colosal crecimiento que ha experimentado la entidad.

“La primera temporada fue muy bonita porque me planteó muchas dudas. Pasé de portero a delegado y director deportivo. Guardo muchos momentos de ella, y algunos duros. Las dudas cayeron sobre mí al volver de Jaén después de perder allí. Pensé que donde había estado fuimos séptimos en segundo. En poco tiempo todo empezó a mejorar y al final fue una temporada magnífica. Roberto apostó por mí por encima de todo y me puso al frente de todo. Te agradeceré de por vida. Era atrevido, como yo lo era cuando acepté. Su riesgo y mi atrevimiento nos hicieron hoy aquí ”, comentó Monchi en los medios oficiales.



“Es difícil elegir una sola victoria. La victoria ante el Schalke 04 marcó a todo el Sevilla, eso fue un antes y un después, no puedo evitarlo. Pero yo Guardo uno de los mas recientes, la final de Colonia ante el Inter. Supuso mucho. Habíamos sufrido mucho y tiene muchas condiciones.. Teníamos que hacer cosas que no habíamos hecho antes. Fue el más profundo e intenso, aunque no el más celebrado ”, explica el director general de deportes.

Monchi explicó que celebró con pasión la victoria ante el Atlético. “El otro día celebré el gol de Acuña desde mi sitio corriendo como lo hacen Marcelino o Fernando Vázquez cuando marcan sus equipos. Sigo celebrando los goles como si mi vida dependiera de ello. Disfruto poco después de las victorias, siempre hay un desafío posterior. Las noches de los títulos son distintas, aunque me divierto poco. Soy explosivo en las celebraciones pero me calmo rápido. A veces te arrepientes de no haber disfrutado más, te devora cada día y es una pena. Quizás debería haberlo hecho, aunque no ha sido nada malo para nosotros “, dice.

El isleño admite que no hizo el seguimiento, pero el mago de las estadísticas del Sevilla, José Mérida, se los recuerda. Son números bonitos, claro. Mi margen de influencia es cierto que es mínimo, porque no he jugado ningún partido, pero sí te quedas con lo que has vivido en ellos y con quien los has vivido, y sobre todo que has hecho feliz a mucha gente. Hay 500 alegrías, al menos, porque seguro que también hay un empate o una derrota con ese sabor en un empate. Las horas de trabajo que uno dedica a esto es para hacer feliz a los sevillanos ”.

Por último, el director general deportivo ya está pensando en el próximo, en el 501, que espera esté en Vigo este lunes. “Ganar en Balaídos sería muy importante. El equipo ha cogido un poco de aire y ha demostrado que tiene muchos argumentos y sería dar un paso más para confirmar las cosas, aunque todavía queda mucho por luchar y todavía sufrir. Se lo están pasando bien y nos van a poner las cosas muy difíciles ”, concluyó el director general deportivo.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba