Levante – Sevilla FC en directo: crónica, resultado, goles y minuto a minuto


Triunfo vital de un Sevilla que es provisionalmente tercero y a solo tres puntos del liderato tras un partido duro, que controló desde el minuto 5, resuelto con una espectacular contrarreforma de En-Nesyri en el inicio de la segunda parte y en la que no logró permita la reacción de su rival en poco tiempo. Da razones para soñar.

Lopetegui sorprendió desde el principio. Y lo hizo precisamente porque no rotó nada a pesar de jugar tres partidos en ocho jornadas. Dibujó el mismo once que jugó en el Reale Arena, con Fernando, Jordán y Papu en el centro del campo y En-Nesyri como ‘9’. Sí, Paco López hizo variaciones importantes tras el golpe al Villarreal (1-5) y se protegió con tres centrales; al margen de la novedosa presencia de Cárdenas en la portería en detrimento de Aitor o las ausencias de Morales y Roger.

Castigado quizás por aquella dolorosa victoria del domingo, el conjunto blaugrana salió muy implicado en el partido, intentando tomar la iniciativa y llegando asiduamente en los primeros cinco minutos al área de Bono, aunque sin rematar las jugadas.

El Sevilla, por su parte, intentó contrarrestar ese impulso pausando el juego, con un ritmo más bajo, intentando cambiar una dinámica de juego que no les interesaba. Me tomó poco tiempo lograrlo. Su primera llegada (7 ‘) acabó con un espectacular disparo lejano de Joan Jordán que Cárdenas desvió in extremis antes de que el balón golpeara en el larguero. No había mejor forma de advertir del peligro que podían acarrear.

Eso le dio el mando a un Sevilla que empezaba a tener más el balón ante un equipo local que, ahora, esperaba atrás y buscaba las contras ante cualquier error visitante. Así consiguió el equipo de Paco López más que todo lo que había conseguido en ese ataque inicial. Dos llegadas desde la derecha, una tomada con la punta de los dedos por Bono (12 ‘) y otra que terminó con un disparo desviado de Bardhi (16’), sirvieron de advertencia.

El equipo de Lopetegui dio un paso más y ralentizó aún más el juego, ampliando la posesión y haciendo correr a su rival, aunque sin hacer demasiado en el campo contrario. De hecho, su segunda llegada clara no se produjo hasta el minuto 25. Fue una jugada por la izquierda que acabó con un traspaso por detrás de Suso y un disparo muy peligroso de Papu Gómez que atrapó el arco, pero acabó tropezando con un Ocampos que no había visto salir el balón.

Con el juego estabilizado y los dos equipos con su rol definido, el duelo entró en una fase en la que uno tenía el balón, el otro esperaba un error que no llegaba y todo transcurría en el centro del campo. A medida que se acercaba el final de la primera parte, el Sevilla intentó poner una marcha más al duelo en forma de llegadas que la defensa granota supo abortar antes de que el peligro llegara a su portería.

La segunda parte arrancó como la primera, a un ritmo más rápido, aunque esta vez el que había dado un paso adelante fue el Sevilla, que antes de que transcurrieran dos minutos ya había creado su primera oportunidad con un contraataque, que tuvo continuidad con una entrada por Navas y un centro que sacó la defensa cuando Jordán lo tenía todo a su favor para marcar.

El ataque sevillista no paró ahí, que había salido con la consigna de darle otro aire al partido. El equipo de Lopetegui avanzó líneas, presionó más alto y apenas dejó pasar a su rival desde el centro del campo.

Se olió el gol y llegó, pero no fruto de esa insistencia sino de un error del Levante en el centro del campo, un pase profundo de Suso, que aprovechó En-Nesyri para ir a toda velocidad, esquivar a Cárdenas, marcharse. en el suelo un Vezo con una finta y marca una puerta vacía. Un gran gol.

Paco López intentó reaccionar dando entrada a Morales y Rochina a un Sevilla que había vuelto a su posición anterior, para dormir el partido y tener el monopolio absoluto del balón. Y que ni siquiera dolía la mayor presión de su rival. Los nervionenses vieron pasar los minutos, sin cambios, e incluso se permitieron crear peligro en algunas acciones esporádicas, como la que tuvo Ocampos a los 68 minutos, cuando tropezó desde la defensa y se acercó a enfrentar al portero. Sin ángulo, terminó estrellando el balón en el cuerpo de Cárdenas.

Con Rakitic en el campo para Suso, el partido entró en una fase en la que el juego se hizo más duro, con muchas interrupciones y en la que el Sevilla no sufrió. Por el contrario, volvió a tener un contraataque (80 ‘) que le faltó precisión en el último pase para haber logrado algo más que un córner.

El partido entró así en los últimos diez minutos, en los que lo más destacado fue la lesión de Koundé, que pidió el cambio, y en el que el equipo de Lopetegui esposó a un rival que acabó el partido sin disparar a portería.

Levante UD: Cárdenas; Ellos son, Vezo, Duarte, Róber Pier (Sergio León 73 ‘), Toño; Malsa, Melero (Rochina 59 ‘), Bardhi (Morales 59’); De Frutos (Doukouré 73 ‘) y Dani Gómez (Roger 85’).

Sevilla FC: Bono, Navas, Koundé (Gudelj 85 ‘), Diego Carlos, Acuña; Fernando, Jordán, Papu Gómez (Oscar 85 ‘); Suso (Rakitic 75 ‘), Ocampos (Munir 88’) y En-Nesyri (De Jong 85 ‘).

Goles: 0-1 (53 ‘) En-Nesyri.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Amonestó a Bardhi, Melero, Acuña, Doukouré.



Accede a la Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba